Antes de elegir

Antes de elegir el nombre de tu perro, debes saber que tiene que ser un nombre más bien corto. Ten en cuenta que cuando lo empieces a llamar por su nombre, no se dará cuenta, pero que, poco a poco asociará su nombre a un sonido. De esta forma, si lo llamas, por ejemplo, “Max”, él entenderá con facilidad y de una manera temprana que ese es él, es su propio nombre. Por el contrario, si lo llamas “Madagascar”, se hará un lío con tantas sílabas y sonidos y le costará más asociar esa palabreja a su nombre.

Por esto, lo idóneo es que el nombre de tu perro, tu compañero de por vida, tenga una o dos sílabas, como, por ejemplo, algunos de nuestros preferidos:

  • Tarzán
  • Thor
  • Bingo
  • Chispa
  • Coco